Tel: 943 667 003 -

La historia de los toldos

La historia de los toldos

Podemos decir que los actuales toldos en Gipúzkoa son los herederos de una larga historia. No obstante, la necesidad que los toldos cubren existía también en la antigüedad.

Hoy en día tenemos la tremenda fortuna de poder encontrar toldos en Gipúzkoa con relativa facilidad, para mayor confort de nuestras viviendas. Pero hace varios siglos las cosas no eran así. ¿No tienes curiosidad por saber cómo era todo antes?

Se cree que los primeros toldos fueron inventados en algún lugar entre África y Oriente Medio para ser usados en los bazares a objeto de combatir el intensísimo calor que azotaba en aquellas latitudes, generando un ambiente fresco que atrajese y animase a los compradores a acudir a estos mercados. Hablamos de unos toldos muy rudimentarios elaborados principalmente con pieles de oveja.

Pero el primer hito de la historia relacionado con los toldos es seguramente el velarium de la época en la que el imperio romano dominaba el mundo. El velarium fue un inmenso toldo retráctil construido con madera, cuerdas y lino, el cual se desplegaba sobre el gran Coliseo de Roma a fin de evitar el impacto del sol sobre el graderío.

Es necesario avanzar varios siglos para encontrar un uso generalizado de los toldos: en el siglo XIX, para las fachadas de las viviendas bajas de occidente, se elaboraban toldos muy cuidados y bastante estéticos a la vista (hacían uso de filigranas y de puntas de lanza, por ejemplo). Pero, sin duda, la invención en EE. UU. de los toldos retráctiles fue el hecho clave que impulsó definitivamente el uso masivo de los mismos. En cuanto cruzaron el charco, se expandieron imparablemente por todo el continente europeo.

En la actualidad, puedes disfrutar de los toldos para viviendas con tan solo acudir a una tienda especializada. Y en Doble-A, además de contar con un amplio catálogo, podemos ofrecerte cortinas y cierres de cristal en Gipúzkoa.